Imagen por defecto

Elisardo Tobias Munchen

Todo está perdido. Todo está muerto. Todo es materia. Sin embargo, insondable es mi fe en el Señor. Cinéfilo aguerrido, poeta en la intimidad y melómano. Me gustan los videojuegos, la papiroflexia y la metafísica. Mi comida favorita es la empanada de atún.