«Benito Portela, tírame dela», el lema descartado de Sadamaioría


Los sadenses están acostumbrados a grandes lemas electorales. Durante los años del monchismo vieron la luz joyas como «Moncho es mucho» o «Vota Moncho, tú ya sabes«. Estas sentencias quedaron grabadas a fuego en la mente de muchos vecinos. Mucho antes, en las elecciones municipales de 1931, que marcaron la llegada de la Segunda República, Justo Rodríguez Pérez llegó a ser alcalde bajo la consigna «Justo y punto«. Pero lo que muchos residentes de la Perla das Mariñas desconocen es que, en un primer momento, el candidato de Sadamaioría y actual alcalde de Sada barajó el lema «Benito Portela, tírame dela«. Toda una delcaración de intenciones. «Buscabamos unha frase impactante e popular e ó comezo pareceunos que se axustaba ó que nós queriamos», asegura el regidor. «O que nos botou para atrás un pouco é que resultaba algo soez e que quizais podería chegar a incomodar a certas persoas», matiza.

Durante la celebración de la «Primeira asemblea electoral de 2019», Sadamaioría aprobó el lema en cuestión junto a «Avante» y «P’ alante«. Si bien esta última opción fue desechada «por seren demasiado españolista». En una segunda votación, «Benito Portela, tírame dela» y «Avante» quedaron empatadas. «O concelleiro Montouto foi quen o botou a sortes cuns chupitos» y finalmente «o lema gañador quedou estabrecido». En la imagen vencedora, a la usanza de la propaganda bolchevique, puede verse a un Benito Portela, el elegido, mirando al comunismo infinito y trazando los designios de su pequeña nación. «Ó final gañou a facción máis prosoviética e revolucionaria, o pequeno Stalin das Mariñas ollando cara os seus propios designios», explicó Benito Portela emocionado. «A min gustábame máis Avanti a tutti, a tutti churrasco per tutti el mondo«, precisó el alcalde sadense.

«Quería ser como o Capitán Pescanova pero actualizado, encher de ledicia e paixón o corazón dos sadenses, as sadensas e os sadensos», explicó Portela. De hecho, Pescanova acaba de presentar una demanda jucicial contra el cartel electoral de Sadamaioría «ya que remite directa e inequívocamente al universo publicitario creado expresamente para el Capitán Pescanova», aseguró la firma alimenticia en un comunicado. «El Capitán Pescanova es una marca registrada y no permitiremos la apropiación indebida de su idiosincrasia por parte de ningún alcalde», argumentaron desde la compañía.

Anterior La candidata del PDSP es una mujer desparecida en Valencia en 1967
Siguiente El PSOE de Sada guarda "otro tránsfuga en la recámara por si acaso"

Sin comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *