Capturan un bigfoot por primera vez en España

Por vez primera en el mundo se ha conseguido capturar un bigfoot, para muchos el auténtico eslabón perdido entre el hombre y el simio. Pero no se ha producido en Estados Unidos, no, ha sido en España, aunque es portugués. 

Bigfoot

Hace unas décadas un guardabosques del parque Yellowstone encontró por casualidad una cría de bigfoot abandonada. En vez de entregarla a las autoridades competentes para su estudio y disección correspondiente, el tipo la vendió a un circo. Los titiriteros se encargaron de criarlo a biberón, pero el animal fue robado por unos turistas gallegos que lo trasladaron al norte de Portugal, concretamente a Vigo, donde tras afeitarle la cara y meterlo en la lavadora para quitarle el hedor que desprende de forma natural, lo trataron como a un hijo. Pero el muy desagradecido se escapó en cuanto cumplió la mayoría de edad, y estudió periodismo en Compostela. 

Carlota Corredera


Se encontraba el miércoles pasado el guardabosques de Yellowstone haciendo zapping en su casa, porque ahora está jubilado, cuando sintonizó la cadena cultural española Telecinco, donde se emitía el programa sobre la vida y milagros de Rociíto Jurado y, ante su asombro, se dio cuenta de que su querido bigfoot estaba allí, presentando el programa. 

El Bigfoot capturado

El eslabón perdido se hace llamar ahora Carlota Corredera. Ha pasado, con cierta dificultad hasta ahora, por humano, gracias a una depilación facial diaria y a frotarse con zotal los sobacos todas las mañanas para disimular, aunque no del todo, su olor corporal a sudor reseco y hez, característica inconfundible de los bigfoots. Un equipo de naturalistas acudieron a Telecinco y gracias a la acción de un pelotón de zapadores del ejército que les ayudaban consiguieron con grandes dificultades reducir al animal, muy violento, que fue trasladado al zoo de la Casa de Campo de Madrid para su estudio y posterior entrega al gobierno norteamericano. 

Antonio David

“Sospechábamos algo”, ha dicho el director de la cadena, Paolo Vasile. “Su fealdad extrema y su gordura nos llevó, fomentando la discriminación positiva para combatir la gordofobia y el bullyng a los feos, a encargarle la presentación de Sálvame, pero ahora estamos muy indignados por su mentira”. Vasile se refería con lo de su indignación no a que Corredera sea un bigfoot, sino a que en realidad es un bigfoot macho haciéndose pasar por hembra, lo que ha provocado la queja de los colectivos feministas a los que no ha gustado nada que un animal macho presente el programa que trata de linchar a Antonio David Flores. Además, el zoo se ha quejado de que el alto consumo de comida del espécimen les está arruinando, “se come a Cristo por los pies”, han afirmado.

Imagen por defecto
María del Carmen Céspedes, licenciada en Derecho
Artículos: 13

Deja un comentario