Coronavirus: Drogadictos y puteros también podrán salir de casa

Los drogadictos y los clientes del sexo de pago podrán abandonar sus domicilios durante la cuarentena por el coronavirus. Estos usuarios deberán presentar un certificado de toxicómano o putero, según su caso, que expedirá su Ayuntamiento correspondiente. Así, estos individuos podrán salir a la calle durante el estado de emergencia sin temor a ser multados. Aquellas personas que soliciten «el doble combo», o sea, la condición de yonki y putero a la vez, podrán además usar el transporte público «de forma gratuita». Así lo aseguró ayer el Gobierno tras el Consejo de Ministros, que calificó a estos ciudadanos como «excepcionalidades de alto riesgo».

Pedro Sánchez

Esta noticia se produce después de que el Observatorio de Jarabes Estatal y Tendencias Epidemiológicas (Ojete) dictaminase que «los españoles son los europeos con el culo más limpio». Debido a la espiral consumista provocada por el estado de alarma, que causó que los consumidores arrasasen con las reservas de papel higiénico. La pasada semana trascendió que los españoles podrán salir a pasear, además de al perro, al imbécil. Así, todos aquellos imbéciles que cuenten con certificado oficial podrán ser paseados por un adulto con correa.

Ángel García Seoane

El Covid-19 es, según el presidente de la República Bolivariana de Oleiros de Oleiros, Ángel García Seoane, Gelo, afirmó que el coronavirus «é de orixe extraterrestre».Tal y como explicó, el Covid-19 «foi traido á Terra por unha intelixencia alieníxena» que «en conspiración cos Estados Unidos pretende axudar ó capitalismo a ser hexemónico». En opinión de Gelo, que anteriormente ya había prohibido este virus en Oleiros al considerarlo anticapitalista, los primeros casos de esta enfermedad aparecieron en China e Irán, «dous países en total confrontación cos Estados Unidos».

CC/Generation Bass

Junto a farmacias y supermercados, las peluquerías chinas que ofrezcan «final feliz» podrán abrir sus puertas al público durante la alerta sanitaria. El Gobierno ordenó antes el cierre de todos los puticlubs de España tras la cuarentena decretada para frenar el coronavirus. Los lupanares quedaron clausurados y sólamente pueden prestar servicios mínimos en casos de emergencia como despedidas de soltero, scorts a domicilio o atención a vírgenes, tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado. Esta medida fue duramente criticada por PP y Vox, que exigieron la «reapertura inmediata de los puticlubs» por su «gran servicio social».

 

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.
Deja un comentario