Cretinos que llamáis con un «shhh» a los camareros

Cretinos que llamáis con un «shhh» a los camareros. Sabed que:

Nos metemos un dedo en el culo antes de introducirlo en vuestros putos cafés con leche templados con sacarina y poca espuma.

Seríais excelentes nazis en campos de concentración.

Escupimos en vuestras hamburguesas rebozadas en la mierda del suelo de la cocina antes de servíroslas con una sonrisa

Bailaremos sobre vuestras tumbas cuado hayáis muerto, brindando con champán bajo la luz de la luna.

Maldecimos vuestra estirpe cada vez que os vemos aparecer por la puerta.

Sois el fracaso de la Humanidad, la vergüenza de Grecia y Roma.

Los camareros del mundo entero conspiramos para joderos la vida.

Eyaculamos sobre vuestros platos cuando los mandáis de vuelta a la cocina.

Nosotros somos quienes rayamos vuestros coches.

Depositamos nuestras flemas en la mayonesa que coméis con tanta fruición.

Os hacemos magia negra para que vuestras muertes sean largas y dolorosas.

Os preparamos café cuando pedís descafeinado.

Nos importan una puta mierda vuestras despreciables vidas.

Representáis todo lo abyecto que hay en el género humano.

No somos perros. Somos personas.

Sois escoria, el mundo será un lugar mejor sin vosotros.

CC/Fermín R.F.
Imagen por defecto
Wilson Palleiro
Cree que todavía es posible cambiar el mundo. Como no tiene el valor suficiente para quemar cajeros o hacer escraches, escribe cosas.

Un comentario

  1. Ponme un cafelito, escoria. Y esta puta pizza está fría, cabrón.

Deja un comentario