Cuando veo «Alaska y Mario» pienso en asesinatos

Cuando veo Alaska y Mario pienso en asesinatos

y sonrío,

y me encantaría pillaros a solas,

desprevenidos,

cuando no miréis atrás en un callejón a oscuras.

Yo apenas veo la tele

pero

cuando alguna vez la enciendo

os veo SIEMPRE allí: Alaska y Mario, Mario y Alaska…

¿por qué?

Plagas. Plagas. Plagas.

Satán.

¿Está Dios intentando decirme algo?

¿Por qué pienso en tiros en la nuca y en cuerpos acuchillados

cuando os veo, par de retrasados?

Alaska, aquella niña gorda que parecía un travelo,

con voz de camionero,

culo de vieja

y tetas de silicona,

que nunca tuvo puta gracia.

Como chiste infantil estaba bien un rato, como Leticia Sabater,

pero haznos un favor

y vete

a tomar

por

culo.

En la excursión del Instituto eras la última opción,

nos excitaba más derramar nuestra simiente sobre

una foto de Samantha Fox de la Superpop

que sobre tu jeto hombruno

o tus tetas recauchutadas estilo Carmen de Mairena.

¿Lo recuerdas?

Tus reflexiones de mierda nos dan arcadas, querida Aláskate los cojones,

Alaska y Segura representa todo lo que

el ser humano debería despreciar.

Y Mario, ese travesti frustrado,

lánguido chapero

de encefalograma plano.

¿De verdad eres tan imbécil? No nos lo creemos,

es imposible.

Chupando pollas y abriendo el culo

por unos cuantos euros,

dicen que te cabe un vaso de tubo.

Tampoco sabemos si creerlo.

Venderías a tu puta madre

por un 5% más de share,

puta loca de mierda.

Te pirras por chupar algún nabo

pero

tienes

que comerte

esa

almeja

cada

noche.

Hacednos un favor

e

iros

a la

puta

mierda.

Cuando os veo

a alguno de los dos

entiendo

por qué algunas personas

se alistan en el Isis

y yo mismo

pienso en hacerlo.

Alaska y Mario, Mario y Alaska,

mierda en vena,

basura en estado puro,

os veo

y pienso en la destrucción del sistema solar

incluso

con alegría.

El mundo sería un lugar

muchísimo mejor

sin vosotros.

Imagen por defecto
Wilson Palleiro
Cree que todavía es posible cambiar el mundo. Como no tiene el valor suficiente para quemar cajeros o hacer escraches, escribe cosas.

Un comentario

  1. La mejor poesía escrita en siglos

Deja un comentario