El ébola y el pánico

CC/CDC Global
CC/CDC Global

 

¿Qué harias tú si el ébola llegase a la calle?

Si el ébola llegara a la calle y empezaran a morir personas cercanas a ti entrarías en pánico y lo más probable es que no reaccionases adecuadamente. De hecho podrías entrar en shock por el estrés que supondría tanto miedo y te quedarías sin capacidad de decisión, y sin poder actuar de una manera coherente. Cometerías errores y tu vida correría peligro. Algo así como lo que pasa en las películas de terror de adolescentes americanas. Ahora entiendo porque mueren todos los amigos del protagonista menos él mismo… porque él controló su miedo y no tropezó ni se calló cuando lo perseguía el asesino psicópata cuchillo en mano. Es muy fácil verlo desde fuera: «¡Pero será gilipollas el muy retrasado mental!», con perdón para los deficientes mentales que no tienen la culpa. Se ve incluso desesperante pero ¿qué harías tú? Habría que verlo. Las pelis así acaban normalmente con el perseguidor muerto en manos de su principal víctima. Es decir, muere todo el mundo menos el que supo controlar sus miedos.

El miedo nos causa estrés. Es una herencia genética de nuestros antepasados. Cuando éramos monos el miedo a un depredador nos hacía escapar y subirnos a los árboles. Por eso nuestra especie todavía sigue aquí.

 

CC/European Commission DG ECHO
CC/European Commission DG ECHO

 

En la época actual el miedo nos provoca estrés también. Pero muchas veces es irracional. No hay ningún peligro para nuestras vidas en la mayoría de los casos de estrés. La gente hoy en dia suele sentir estrés por cosas que no hacen peligrar su vida. Lo sufren por problemas con el trabajo, la familia, los amigos o su pareja. Pero no suelen hallar nada que provoque un miedo real a la muerte. No existe un verdadero pánico a la muerte y aún así sentimos estrés.

Enfocamos mal el estrés. Mucha gente para quitárselo se toma una pastilla en vez  de ir al psicólogo. Piensan que ahí solo van los locos y no es así. Antes los curas confesaban a los feligreses y como los conocían personalmente podían dar buenos consejos. Ahora está más de moda tomarse una pastillita o incluso automedicarse. El problema está en tu cabeza y volverá a salir después de un tiempo.

Volviéndo al ébola. Tengo que decir que me llegué a preocupar bastante. Los medios de comunicación tampoco ayudan a relajarse. Son sensacionalistas y buscan vender periódicos o incluso llamar la atención de la gente para que otro tema más importante pase desapercibido para la opinión pública. Como los traficantes que dan a la policía el soplo para que persigan a otro y ellos tienen vía libre para pasar por la aduana la droga.

 

CC/Mauro A. Fuentes
CC/Mauro A. Fuentes

 

Si el ébola empezase a matar a miles de personas yo intentaría encerrarme en casa hasta que pasase el temporal. Como si hubiese un huracán tipo Katrina. Me meto en un búnker y no salgo. Pero para eso hace falta comida y agua. El agua me vale la del grifo. Supongo que en 41 días no se cortaría el suministro de agua y electricidad… ¿o sí?. Necesitaría tener llena la despensa de alimentos no perecederos (son baratos y no necesitan frío) como legumbres, conservas o pasta… también unas garrafas de agua por si se corta y… nada más. A pasar el tiempo. Me vendrían bien unos libros para leer. 41 dias  son muchos dias. El ébola no se contagia ni por el aire ni por el agua asi que con no abrirle la puerta a nadie ya llega. Es tan fácil como eso. Otra cosa sería que a tras ese período siguiese muriendo gente… ahí ya estaríamos en una película de zombis.

 


 

 

Agradecimietos a Dani, Virginia y César. Y a mi familia y amigos por estar siempre ahí.

 

Imagen por defecto
Obelix
Obélix es el único habitante del irreductible poblado galo que no puede beber la poción mágica que les da una fuerza sobrehumana, ya que se cayó de pequeño a la marmita y los efectos de la poción son en él permanentes.

Deja un comentario