El Leonard Nimoy más friki

La reciente muerte de Mister Spock, o sea Leonard Nimoy, ha generado un verdadero torrente informativo sobre este icono de una serie clave de la ciencia ficción del celuloiude: Star Trek. Muchos han sido los recuerdos y los homenajes al actor fallecido, aunque pocos han acertado a indagar en su faceta quizá más friki y desconocida: su carrera discográfica. Y es que el abanderado trekkie por excelencia grabó cinco álbumes oficiales. El primero, Leonard Nimoy Presents Mr. Spock’s Music from Outer Space, de 1967, contiene alguna pieza realmente lisérgica en la que el vulcaniano se mete en el papel de un crooner intergaláctico al más puro estilo Sinatra…

 

https://www.youtube.com/watch?v=_Zm9KqoU6e8#t=104

 

Pero, a pesar de que parecía difícil superar este nivel de surrealismo, en su segundo trabajo, Two Sides of Leonard Nimoy, de 1968, donde la autoparodia alcanza niveles nunca antes conocidos, el primer oficial de la nave espacial Enterprise se atreve a bromear sobre los hobbits en la inenarrable The Ballad of Bilbo Baggins, en una sublime colisión de cosmogonías.

 

https://www.youtube.com/watch?v=AGF5ROpjRAU

 

Para su tercer trabajo, The Way I Feel, también de 1968, el analítico Spock deja paso a un empalagoso Nimoy sin sus características orejas puntiagudas que se nos pone romanticón y nos sorprende con versiones de clásicos como Both Sides Now o la archiconocida Sunny. El resultado es, cuanto menos, impactante.

 

 

En su cuarto álbum, The Touch of Leonard Nimoy, de 1969, el ser mitad humano mitad alienígena se deja llevar por el ambiente hippie de paz y amor y vuelve a la carga con canciones tipo new age que rozan, de nuevo, la autoparodia… aunque esta vez quizás de forma involuntaria. Además, por primera vez nos muestra sus propias composiciones.

 

 

En su último trabajo oficial, The New World of Leonard Nimoy, de 1970, este icono del espacio exterior se deja llevar por su lado más country y se atreve a versionear clasicazos como Proud Mary, Let It Be o I Walk the Line. También intercala nuevos temas propios por el medio. Realmente espeluznante.

 

 

Además, podemos escuchar al entrañable actor en otros muchos videoclips en los que su característica voz es sampleada hasta la saciedad e incluso ver a un ya maduro Nimoy en un conocido clip de Bruno Mars interpretando a un despojo humano. Pero nada de esto importa porque todo se le perdona al bueno de Mister Spock, el fiel escudero del capitán Kirk. ¡Larga vida y prosperidad!

Imagen por defecto
Molrock
Nacido en Texas y tan crudo como el petróleo de su tierra natal, John Thomas Baker falleció en 1959 en un misterioso accidente y ha resucitado de entre los muertos convertido en Molrock. Si usted tiene un problema, no dude en sintonizarlo y ¡¡a rockandrollear!!

Deja un comentario