El mariachi cojonudo: el chiste de «¡Pepiño, me abrumas!»

El mariachi cojonudo no sólo es un fenómeno del humor, también lo es a la hora de jugar con el léxico. Humor sofisticado para gente sencilla. ¡Ándele!

Imagen por defecto
Rodolfo Smith
Predicador fracasado, conocedor como nadie del extrarradio de Curtis y fiel devoto de las drogas digitales. No conozco nada ni a nadie, porque no puedes conocer por completo a nada ni a nadie. Sólo sé que sé algo que no debía saber.

Deja un comentario