El mejor disco de 2014: Songs for Sad-am

Impresionados nos hemos quedado… estupefactos, omnubilados, acongojados… con Songs for Sad-am, el disco debut de una de las bandas más frescas e ilusionantes del panorama indie actual. Asshole fuckers son un grupo emo-anarco-nihilista-shoegaze con clarísimas influencias de Hüsker Dü y Black Flag que apuestan por un lirismo musical que encoge el alma desde la primera escucha. «En realidad queríamos hacer algo tipo María Jesús y su acordeón pero 2.0 y nos salió este proyecto, porque siempre intentamos pensar en referentes comunes y dinámicos que nos hagan trascender y evolucionar a algo más», comenta William Candelas, alma mater de esta heterogénea formación que, cómo no, se conoció y compone a través de Internet. «Nos gustan Paloma San Basilio, Paco Clavel y Vetusta Morla porque son minimainstream y eso es lo que buscamos ser nosotros», reflexiona Lola Candelas, la única mujer de este incladificable quinteto. «Lo que más nos gusta en el mundo es meternos el dedo en el culo y olerlo… y pon que votamos al PP», asegura Theodor Yelamos.

 

Abre el trabajo Huracán de mierda, una excelente versión del Hurricane de Bob Dylan pero con unos cuidadísimos arreglos y una letra simplemente genial. Y es que es en los detalles donde se marca la diferencia, y Asshole fuckers lo saben. Martín Cercas es otra canción que pivota sobre un personaje literario salido de la calenturienta mente de estos creadores de belleza. Hasta las tetas de William Candelas, homenaje al frontman de la banda obra del compositor más destacado de esta formación, Bonifacio Singh, es otro bombazo… una de esas canciones que podrías poner de música de fondo para hacer el amor. «Nos queremos mucho todos; ya sabes, somos uno de esos grupos de modernos gafapastas despeinados que nos besamos en la boca entre nosotros, desprendemos amor por cada uno de nuestros poros, tenemos unas vidas intensísimas y nos sentimos muy realizados y queremos que la gente lo perciba en nuestras letras, que es lo más importante de todo», asevera Bonifacio entusiasmado. «Somos amor, tú eres amor, Jesús es amor», añade Daniel Prieto, otro miembro -con perdón- del grupo. Leganés Aulás-Tikrit es otra versión homenaje a uno de los lugares que más inspiran a esta banda.

 

[bandcamp width=100% height=120 album=1362367059 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small track=1857495218]

 

Pero, sin lugar a dudas, la mejor canción de este excelente álbum de debut es Productos hijoputa, una balada redonda, excelsa, atemporal… que nos recuerda que la música es, en última instancia, la conexión con Dios. Auguramos un gran futuro a esta banda, que ya ha confirmado su presencia en algunos de los festivales indies para gilipollas más relevantes del país. Mención aparte merece la cuidada estética de la banda y su excelente portada, así como el hecho de que hayan puesto a la venta el álbum al simbólico precio de 40 euros. ¡Larga vida a Asshole fuckers!

 

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.

5 comentarios

  1. Por favor, quiero la dirección de este grupo, quiero financiarlos. Voy a poner un millón de Euros, los que he ganado desahuciando a vuestras madres.

  2. Cuando salimos de gria encontré en la cama a William Candelas con Daniel Prieto, y mira que éste último decía que no le gustaba David Bowie… no has sacado eso en la entrevista Molrock, mamón.

  3. Quise decir de gira, obviamente.

  4. Larga vida a Asshole fuckers, ¡¡grandes!!

  5. Asshole Fuckers está grabando un segundo disco: https://assholefuckers1.bandcamp.com/album/i-don-t-want-to-shit-out-stupid ahí podéis encontrarlo a un módico precio, esperamos que os guste y hagáis aportación a nuestro Crowfunding.

Deja un comentario