El patíbulo de Sada tendrá zona de ‘street blowjob’

El patíbulo de Sada, dedicado a la candidiasis, contará con zona específica de Street Blowjob. Quienes lo deseen podrán dedicarse al sexo oral en una zona acotada para tal fin. Para ello, el Concello instalará varias «cabinas del amor» alrededor del parque que se alquilarán por horas. «Se trata de poder hacer una mamada, un cunnilingus o lo que sea en condiciones íntimas e higiénicas», señala Antón Louro, responsable del moderno cadalso de Sada.

Un mozo realizando street blowjob

El nuevo parque de la candidiasis, prácticamente terminado, será inaugurado por el grupo Mocedades. Esta novedosa infraestructura, concebida para aliviar las infecciones vaginales al aire libre a través del deporte, ofrece elementos de tortura para todas las edades. La instalación, inspirada en el patio interior del campo de concentración de Mauthausen dispone de paralelas de tormento, garrote vil, cuna de Judas, pórtico de argollas, guillotina, uñas de gato, cuerdas de horca, potro, escalera de Judas, sierra purificadora, barra de genuflexión, rueda y cinturón de San Erasmo.

Joven practicando cadalsing

Las instalaciones contarán también con instrumentos inquisitoriales propios de la tradición hispana como la doncella de hierro, el aplasta pulgares, la pera vaginal o la garrucha. Una de las principales novedades del parque sadense es una fuente dedicada al Marqués de Sade, que da nombre a la villa. Además, los interesados en sumergirse en el mundo del parkour y el sadomasoquismo podrán iniciarse a través del patibuling. La Concejalía de Mocedades ofrecerá cursos de iniciación al mundo patibulario y del cadalsing.

El nuevo cadalso de Sada

Práctica del «gallarding»

Pero no solo para sexo oral y para encontrar placer en el dolor servirán las instalaciones del nuevo parque de candidiasis. Los amantes de la estimulación erógena también contarán con una zona en la que abandonarse a sus placeres onanistas. «El que quiera podrá simplemente hacerse un buen pajote en condiciones… lo que en nuestro ambiente moderno y guay se denomina practicar gallarding«, añade el técnico Antón Louro.

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.
Artículos: 151

Deja un comentario