Emotivo minuto de silencio en el Parlamento gallego por el tilo de Oleiros

Los diputados del Parlamento de Galicia guardaron ayer un minuto de silencio en solidaridad hacia el tilo que un desaprensivo intentó envenenar en Oleiros. «Os deputados galegos queremos amosar a nosa repulsa ante un ataque vil perpetrado contra unha árbore que non lle fixo mal a ninguén e condenamos este tipo de atentados medioambientais», explicó Miguel Santalices, el presidente de la Cámara gallega. Por su parte, el alcalde oleirense, Ángel García Seoane, «Gelo», agradeció el gesto de Sus señorías en una ofrenda floral realizada a los pies del ejemplar atacado, que abandonó la UCI recientemente. «Congratúlame o xesto e agardo que poidamos atrapar axiña ao desaprensivo, non repararemos en gastos», enfatizó.

«Queremos manifestar a nosa solidariedade, de corazón, cos familiares do tilo atacado recentemente en Oleiros e que saiban que o Goberno galego estará ó seu carón agardando a que a xustiza actúe», señaló por su parte el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. «Trasladámoslle ao alcalde de Oleiros, o señor García Seoane, todo o noso apoio nestes momentos tan difíciles», añadió Feijóo.

Heridas en el tronco del tilo

Por el momento no hay pistas sobre el «criminal ecológico» que perforó el tilo de 70 años de la rotonda de Santa Cristina. A pesar de la recompensa de 300 euros ofrecida por el regidor de Oleiros sobre el que aporte alguna pista fiable para localizarlo. Con objeto de averiguar la identidad del tilocida, García Seoane contrató un equipo de mercenarios norteamericanos y un gabinete de videntes y médiums entre los que se encuentra Sandro Rey. Además, el pequeño municipio bolivariano decretó el cierre de sus fronteras y desplegó sus tropas hasta que el autor de la barbarie sea arrestado. Además, la División acorazada Esther Pita, formada por unos 6.000 efectivos, reforzará la vigilancia en las conexiones entre parroquias y el Aeropuerto internacional oleirense Muamar El Gadafi permanecerá cerrado, al igual que el espacio aéreo oleirense, “ata novo aviso”.

Gelo, al fondo, supervisando la ofrenda floral del tilo de Oleiros

Desde 2011 se han sucedido en Oleiros un total de 14 atentados contra árboles usando pesticidas, herbicidas, alambres, machetas y taladros. Ni el monumento de A árbore da vergonza ni las amenazas de multa de hasta 6.000 euros del Ayuntamiento comunista para ricos han logrado frenar estas actuaciones. En Santa Cristina se envenenaron árboles en 2012 con alambre y pesticidas. En enero de 2016 se atentó contra cuatro ejemplares, dañándole la corteza. En 2015 se mató con pesticidas un liquidámbar en Xardín de Nós. En junio del año pasado se agujereó con taladro un plátano casi centenario frente al colegio Cristo Rey, y en noviembre se cortaron tres árboles de la acera en la rúa Xustiza. Además, más recientemente, un comando antigelista se atribuyó el robo de un arce de gran tamaño del parque José Martí.

Emotiva estampa de la ofrenda floral ante el tilo de Oleiros

En los últimos días, el alcalde de Oleiros organizó una colecta para grabar su primer disco de boleros, Ámome mucho. Presumiblemente, parte de lo recaudado será detinado para pagar los 300 euros de recompensa al que informe sobre el tilocida de Oleiros. Alternativa dos Veciños, el Partido único, también inició una recogida de firmas para solicitar que el alcalde comunista que construye hoteles de lujo y campos de golf acuda a Eurovisión para representar a España. Asimismo, el partido oleirense convocará una asamblea el próximo 6 de abril en la que se analizarán “más fórmulas de recaudación para relanzar la carrera musical de García Seoane”, según explicó en un comunicado. Por otro lado, la entidad facilitó un número de cuenta para que los interesados en ayudar a Gelo con su carrera como músico lo hagan: ES1520800064913040017829. Concepto: “Una limosna por el comunismo”.

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.

Deja un comentario