Feijóo fabricará con sus propias manos 500.000 mascarillas

El presidente de la Sunta de Galicia, Su Excelencia Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que fabricará con sus propias manos 500.000 mascarillas. Feijóo, que calificó el coronavirus como «unha enfermidade comunista creada polo Psoe e Podemos», valoró el trabajo del Gobierno en la actual crisis sanitaria como «nefasto» por permitir que los españoles entrasen en contacto con la enfermedad. «Hai países nos que o Covid-19 non esiste como Burundi e Kazasistán e é desas nacións das que o Goberno de España debe tomar esemplo», aseguró emocionado mirando al infinito.

Marcial Dorado y Alberto Núñez Feijóo

Feijóo repartirá «en persoa persoal» las mascarillas «entre todos aqueles galegos votantes do PP que vesan a TVG e lean La Voz de Galicia». Desmantelar la Sanidad pública o dejar morir a los enfermos de hepatitis B fueron calificados como el presidente gallego como «minucias» en comparación con esta crisis sanitaria. «Hai persollas que queren desacreditar o escepcional e seneroso traballo da Sunta de Galicia pero hemos feito moitos logros sunto ós nosos amigos da estrema dereita e do mundo da farlopa», añadió.

Esta noticia trasciende después del anuncio de que El Cuentacuentos, el protagonista de la serie de Jim Henson, sustituirá a Fernando Simón al frente del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. Simón tuvo que abandonar el cargo al infectarse de coronavirus.  Hace dos días, el famoso tonadillero Bertín Osborne donó al Ministerio de Sanidad 300 botellas de coñac Veterano para combatir el virus. «Sabemos que el alcohol mata al virus, así que qué mejor forma de terminar con él que con un buen copón de espirituoso español», aseguró el cantante.

Feijóo en acción

Componer canciones sobre el Covid-19 será considerado delito. Noticia que surge después de que el Gobierno decretase que drogadictos y puteros también pueden salir a la calle, al igual que los dueños de perros que salgan a pasearlos. Aquellas personas que soliciten «el doble combo», o sea, la condición de yonki y putero a la vez, podrán además usar el transporte público «de forma gratuita». Así lo ratificó el Consejo de Ministros, que calificó a estos ciudadanos como «excepcionalidades de alto riesgo».

Prostitutas portuguesas

En días pasados, el Observatorio de Jarabes Estatal y Tendencias Epidemiológicas (Ojete) dictaminó que «los españoles son los europeos con el culo más limpio». Debido a la espiral consumista provocada por el estado de alarma, que causó que los consumidores arrasasen con las reservas de papel higiénico. La pasada semana trascendió que los españoles podrán salir a pasear, además de al perro, al imbécil. Así, todos aquellos imbéciles que cuenten con certificado oficial podrán ser paseados por un adulto con correa.

Lupanar en Coruña

El Covid-19 es, según el presidente de la República Bolivariana de Oleiros de Oleiros, Ángel García Seoane, Gelo, afirmó que el coronavirus «é de orixe extraterrestre». Tal y como explicó, el Covid-19 «foi traido á Terra por unha intelixencia alieníxena» que «en conspiración cos Estados Unidos pretende axudar ó capitalismo a ser hexemónico». En opinión de Gelo, que anteriormente ya había prohibido este virus en Oleiros al considerarlo anticapitalista, los primeros casos de esta enfermedad aparecieron en China e Irán, «dous países en total confrontación cos Estados Unidos».

Ángel García Seoane

Junto a farmacias y supermercados, las peluquerías chinas que ofrezcan «final feliz» podrán abrir sus puertas al público durante la alerta sanitaria. El Gobierno ordenó antes el cierre de todos los puticlubs de España tras la cuarentena decretada para frenar el coronavirus. Los lupanares quedaron clausurados y sólamente pueden prestar servicios mínimos en casos de emergencia como despedidas de soltero, scorts a domicilio o atención a vírgenes, tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado. Esta medida fue duramente criticada por PP y Vox, que exigieron la «reapertura inmediata de los puticlubs» por su «gran servicio social».

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.

Deja un comentario