Fernando Simón veranea en Bergondo al estar encomendado a San Salvador

Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, veranea en Bergondo (Coruña) porque se encomendó a su patrón, San Salvador, «para que ayudase a España a vencer el coronavirus». Así lo afirmó el prestigioso epidemiólogo tras comparecer ante los medios. 

«Desde el inicio de la pandemia le puse cien velas en total a San Salvador, por el que ya he pagado otras cien misas que se comenzaron a celebrar el mes pasado en el monasterio de Bergondo dedicado a San Salvador», explicó Simón. «La fe mueve montañas y erradica plagas», añadió el científico.

Este médico maño de voz ronca está casado con María Romay-Barja, que procede de la familia Romay, arraigada a la comarca coruñesa. Precisamente a Bergondo, donde la familia del exministro de Sanidad José Manuel Romay Beccaría posee varios terrenos, es adonde suele desplazarse el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

 

El Cuentacuentos y Fernando Simón

Durante la crisis sanitaria, El Cuentacuentos sustituyó a Fernando Simón al frente del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. Simón tuvo que abandonar el cargo al infectarse de coronavirus y el personaje ideado por el carismático director estadounidense Jim Henson ecomandó el organismo de lucha contra el Covid-19.

«El Cuentacuentos ofrece la misma credibilidad que Fernando Simón, es casi igual y proporciona más intriga», informaron fuentes del Gobierno. El Cuentacuentos fue una serie de televisión británica creada y producida por Jim Henson en 1987. La serie relata cuentos populares a través de la combinación de actuación de actores reales y marionetas. La temática de dichos cuentos es muy variada, pero tratan los temas universales propios del folclore y de la tradición europea.

Imagen por defecto
Aduardo o da Cajacha
Mis colegas dicen que soy un friki pero mi madre dice que soy encantador. Ando cerca de los cuarenta pero aparento cincuenta. Soy un romántico aunque odio la Humanidad.
Deja un comentario