Guadalupe Plata, flor entre la mierda

 

Guadalupe Plata no son indies y son absolutamente independientes. Son un grano de arena irreverente en un desierto musical de miles de millones de grupos idénticos de esos despeinados que cantan en inglés y suenan todos igual: sin alma. Guadalupe Plata son andaluces y no van de simpáticos, son un escupitajo en la cara de la industria musical agafapastada. Guadalupe Plata son la banda que se ha colado por méritos propios en muchos sitios, el desconcierto de los hipsters. Guadalupe Plata disgustan a los redactores subnormales de la Rockdelux. Guadalupe Plata, flor entre la mierda, el Mississippi en el Guadalquivir, Hound Dog Taylor resucitado, John Lee Hooker por bulerías, galgos escuálidos ahorcados, Robert Johnson vendiendo su alma al diablo en aquel cruce de caminos, pantanos y rebujitos. Guadalupe Plata son una banda de las de verdad. Son lo poco que nos queda en un panorama devastado por la estulticia, los conciertos de Radio 3 y Ruta 66. «¿Qué se siente al matar a un gatito?»

 

 

Imagen por defecto
Wilson Palleiro
Cree que todavía es posible cambiar el mundo. Como no tiene el valor suficiente para quemar cajeros o hacer escraches, escribe cosas.

Deja un comentario