Hacia la nada

Un día desaparecerá

todo rastro

de todo.

Así que pensad en ello

mientras almacenáis todas vuestras

putas

mierdas

en vuestros discos duros o en la nube o en pollas en vinagre.

Porque todo está perdido

y a lo mejor

nadie os lo ha dicho.

Tras los siglos de los siglos

nadie

recordará

una puta mierda

de esto. Nadie sabrá

quién coño eran los Rolling Stones,

ni el Renacimiento italiano,

aunque lo más probable

es que un apocalipsis nuclear

lo fulmine todo.

Todo. Incluso a las cucarachas.

Hacia la nada.

Los gusanos que os comerán los ojos

saldrán de vuestros intestinos

tras procesar toda esa basura del Mac Donalds

que coméis tan alegremente.

Nadie os recordará,

ni a vuestros bisabuelos,

ni a vuestros hijos,

y vuestros propios

culos

cagados

serán solo un poco de

nada.

La nada.

El reino de Fantasía en peligro.

Bastian hace botellón y sube las fotos de sus borracheras al Facebook.

Nadad en el océano calmo de la

estupidez

mientras todo va

poco a poco,

irremisiblemente,

hacia el fin,

hacia ninguna parte.

Seguid con vuestros selfies,

hijos de puta.

Imagen por defecto
Wilson Palleiro
Cree que todavía es posible cambiar el mundo. Como no tiene el valor suficiente para quemar cajeros o hacer escraches, escribe cosas.

Deja un comentario