La activista Julia Butterfly Hill se subirá al tilo de Oleiros para exigir el arresto del ‘tilocida’

La activista medioambiental Julia Butterfly Hill, famosa por haber pasado más de dos años sobre una secuoya milenaria para evitar su tala, visitará Oleiros para subirse al tilo que un «delincuente ecolóxico» intentó envenenar para exigir su arresto. «Nos vindeiros días visitará a nosa vila unha persoa que é todo un exemplo de vida para os oleirenses de pro, porque xuntos imos deter dunha vez por todas a este tilocida que ten atemorizados ás viciñas e viciños», aseguró el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, «Gelo». Esta reputada ecologista «vaise subir ao tilo e vai permanecer nel ata que o autor da aldraxe dea a cara e sexa detido», advirtió el regidor.

Juia Butterfly Hill

Julia Butterfly, que entre finales de 1997 y 1999 permaneció 738 días de forma ininterrumpida sobre el gigantesco árbol, al que bautizó como Luna, consiguió que la todopoderosa empresa maderera Pacific Lumber Company cejase en su empeño de talar a su protegida y a todos sus hermanos cercanos de Grizzly Creek, en California. Encaramada en la secuoya, de 60 metros de alto, Julia se convirtió en un símbolo internacional del ecologismo y las referencias a su persona en la cultura popular estadounidense no dejan de aumentar día a día. Recogió sus experiencias en El legado de Luna (RBA) y todo lo recaudado con su venta se destina a proteger el medio ambiente.

Juia Butterfly Hill

Esta noticia se hace pública tras filtrarse que el chupacabras podría ser el autor del tilocidio de Oleiros. Anteriormente, ciertas informaciones alertaban de que el arboricida podría ser un asesino en serie y más tarde los Ents amenazaron con ir a la guerra contra Gelo al considerarlo “incapaz” de detener al tilocida. Además, las pesquisas se vieron alteradas por un conflicto diplomático entre España y China tras una plaga en Oleiros de polilla de buxos. En este sentido, los Ents censuraron que Gelo “derrocha esfuerzos y material en erradicar los plumachos causando incluso pugnas entre municipios sin importarle en realidad la naturaleza”. En opinión de la raza arbórea popularizada por J.R. Tolkien, el alcalde “busca su propio beneficio e incluso proyecta campos de golf a costa de los derechos arbóreos” con sus acciones.

Juia Butterfly Hill

De momento, las pesquisas del Concello oleirense indican que el arboricida podría pertenecer a la familia real, como ocurre en el caso de Jack el destripador en Reino Unido. Esta revelación se produjo tras la noticia de que la CIA y el Mosad podrían estar tras el “criminal medioambiental”. El mes pasado, los diputados del Parlamento de Galicia guardaron un emotivo minuto de silencio en solidaridad hacia el tilo herido, que abandonó la UCI recientemente, en una hermosa ofrenda floral en la que el alcalde, Ángel García Seoane, “Gelo”, tocó el acordeón. El regidor bolivariano ofreció una recompensa de 300 euros a la persona que aporte alguna pista fiable para localizar al malhechor. Entre los sospechosos destaca un comando antigelista que reivindicó el robo de un arce del parque José Martí.

Tilo envenenado / Concello de Oleiros

Seoane también contrató un equipo de mercenarios norteamericanos y un gabinete de videntes y médiums entre los que se encuentra Sandro Rey. Además, Oleiros decretó el cierre de sus fronteras y desplegó sus tropas hasta que el autor de la barbarie sea arrestado. Para dar con este maleante, la División acorazada Esther Pita, formada por unos 6.000 efectivos, reforzará la vigilancia en las conexiones entre parroquias. Por otro lado, el Aeropuerto internacional oleirense Muamar El Gadafi permanecerá cerrado, al igual que el espacio aéreo oleirense, “ata novo aviso”. Asimismo, el alcalde de Oleiros organizó una colecta para grabar su primer disco de boleros, Ámome mucho. Presumiblemente, parte de lo recaudado se destinará a pagar los 300 euros de recompensa al que informe sobre el autor de los hechos.

Imagen por defecto
Felas Alberte Meixome
Me gusta meterme el dedo en el culo y después olerlo. ¿Y a ti?

Deja un comentario