La independencia de Cataluña me la suda

La independencia de Cataluña me la suda. Tanto o más que la propia Cataluña. Me aburre de forma insondable todo ese asunto que tanto preocupa a la gente rica, a esa gente que tiene tanto tiempo libre para divagar con tanta alegría. Aborrezco esa discusión infantil y dualista. A mí lo que me preocupa es saber qué hay más allá de las estrellas y llegar a fin de mes. Soy catalán, soy español… soy gilipollas, soy mongol. Jordi Pujol, Mariano Rajoy, Bárcenas, Fabra, Camps… la trepas esa que se folló durante dos años al hijo de Pujol y ahora sale en la tele contando lo malísimo que era. Nombres. Nombres de chupópteros. Delincuentes de traje y corbata. Pilar Rahola. La máxima expresión de la estupidez humana. Javier Nart. La fatuidad hecha hombre. Como a la mayoría de las personas, me importa un huevo todo este asunto. Me importan menos que un cagarro seco Cataluña, España y su puta madre.

 

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.

Un comentario

  1. himen!, digo amen.

Deja un comentario