Libre sempre Laureano Oubiña!

«Libre sempre Laureano Oubiña!» cantaba en Grande obra de Atocha la ya extinta Eau de Toilette, banda visionaria que alabó antes que nadie la figura del famoso narco gallego. Un proceso legal kafkiano transformó en la personificación de todos los males a este contrabandista de tabaco y hachís que hoy han entrevistado por la tele. Su residencia, el pazo de Baión, fue embargado y vendido a una bodega… un ejemplo bastante esclarecedor de la hipocresía judicial empleada en su linchamiento. Vino sí, porros no. Doble moral. Asco inmenso. La ley al servicio de los borrachos.

 

Oubiña, un simple cabeza de turco del lucrativo negocio de la droga, ha pasado media vida entre rejas tras una condena desproporcionada. Mientras, los verdaderos delincuentes siguen ocupando ministerios y altos cargos empresariales. Hoy, de forma brillante, envió un mensaje a las madres gallegas de las víctimas de la droga: «Conocen y conocían a los que traficaban con heroína, ¿por qué no fueron a sus casa?»

Imagen por defecto
Felas Alberte Meixome
Me gusta meterme el dedo en el culo y después olerlo. ¿Y a ti?

Deja un comentario