Me duele el corazón

CC/Jose Antonio Sánchez[/caption] Y pienso que es muy triste ver cómo un país se paraliza por el Barcelona-Madrid porque significa que somos un país de idiotas y quedan muchos siglos que avanzar para al menos ser un poco menos imbéciles. Mis primos votan al Partido Popular y yo lo flipo en colores. Todo resulta tan triste y asqueroso que a veces es difícil intentar disimular y hacer como que no importa. Mi sobrina Lana, que está aprendiendo a andar, me sonríe desde detrás de sus pequeños mofletes rojos y entonces pienso que a lo mejor sí que queda algo de esperanza. Los niños, por suerte, todavía son el futuro. Y me quedo con la mirada muerta de vino de Oporto en un punto fijo pensando en que quedarán al menos nuestras canciones. El presente está muerto. https://www.youtube.com/watch?v=uN7mjvok6MI]]>

Imagen por defecto
Wilson Palleiro
Cree que todavía es posible cambiar el mundo. Como no tiene el valor suficiente para quemar cajeros o hacer escraches, escribe cosas.

Deja un comentario