«O mal do cu», otra variante gallega y letal del covid

Los test anales masivos en Galicia ya dan sus frutos, pero unos frutos negativos, como era de prever conociendo el territorio en cuestión. Tras el análisis de las muestras, Feijóo dará pasado mañana una rueda de prensa para explicar la existencia de una nueva variante, la G, mil veces mal letal y contagiosa que el resto. Esta nueva cepa ha surgido en el norte de la península, por decirlo suavemente en cuanto a lo geográfico, porque en Asturias o Cantabria todavía siguen a lo suyo con la antigua, una mierda de cepa. 

Muiñeira gallega


La variante G, también conocida como «o mal do cu», fue detectada entre las heces de los gallegos con gran dificultad, porque siempre respondía a los reactivos en las muestras dando rodeos, a una pregunta respondía con otra y todo eso que parece un tópico, pero que es una puta realidad en las cuatro provincias blanquiazulonas. Sólo bajo la batuta del gran líder Feijóo, experto en analizar test anales desde su época de monaguillo y de becario de Rajoy, pudo darse con la esquiva variante del virus. El ano de los infectados dicen que presenta un ligero sabor a menta y que si se acerca la nariz puede también olerse. 

Danza popular gallega

Problema «muy grave» en Oleiros
Se rumorea que en la comarca de Oleiros el problema es aún más grave, porque la cepa, que se transmite ya no sólo por vía aérea sino también rectal, ya afecta a prácticamente el cien por cien de la población.

Estatua del Che, en Oleiros

El «conavirus» o «mal da cona»

Se trata de la segunda mutación del Covid-19 detectada en Galicia. Al inicio de la pandemia los científicos descubrieron el conavirus. Esta variación se produce exclusivamente en varones infectados por el virus ordinario que están en fases iniciales de enamoramiento. «Coloquialmente, en Galicia decimos que estas personas están enconadas«, explica Ramón Vilariño, epidemiólogo del Chuac de Coruña.

Bailarines de danza gallega

Para combatir el conavirus, los investigadores están probando un nuevo cóctel farmacológico a base de lacón con grelos, licor café, pateiros, chicharrones, percebes, aguardiente bendecida y patatas de Coristanco. Especialistas están desarrollando técnicas de musicoterapia con los afectados del «mal da cona» -como también se conoce a la mutación- . Por el momento, muiñeiras y repichocas de alto contenido sexual son las que mejor resultado están dando con los infectados. «Cuanto más obscena es la pieza popular mejores resultados», explica David Presedo, musicólogo y neurocirujano del Chuac.

Coronavirus

Según Presedo, una de las piezas que mejor resultados está dando con los pacientes es Rapaciña de Tordoia, sobre todo esta estrofa: «Rapaciña de Tordoia,/¡miña nena que ben bailas!,/cando a saia se che baixa/¡arrecendo a túa cona!». Según David Presedo, esta canción popular «también fue usada durante la peste negra en muchas localidades gallegas quién sabe si para ayudar a paliar los efectos de aquella terrible pandemia».

Imagen por defecto
Colaborador
Persona humana que cree que aún es necesario luchar por la libertad en defensa del pensamiento crítico y por la igualdad de credos. Anónimo por vocación y solidario por necesidad.
Artículos: 278

Deja un comentario