Oleiros, a la cabeza mundial en tecnología anal

La colaboración entre los mejores siempre lleva a la excelencia. Así ha pasado en el pequeño y pintoresco municipio coruñés de Oleiros. Manuel Barbeito, vecino de la localidad, comenzó a observar que, practicando su hobby habitual, la rama de eucalipto no salía del recto de color rojizo, sino de un extraño azul verdoso. Que esto coincidiera con una prueba PCR positiva en coronavirus que se hizo durante esta terrible tercera ola que nos azota le llevó a pensar.

Castillo de Santa Cruz, Oleiros

Pasó la enfermedad asintomático, pero escamado. El color de la madera al abandonar su intestino grueso volvió a tornarse rojizo cuando la infección lo abandonó. Compartió su experiencia en un conocido grupo de Feisbuk que hay en la localidad, animando al resto de la población a practicar su placentero hobby y todo empezó a cuadrar. Con su habitual civismo, los integrantes del grupo zuckerberiano se prestaron a realizar el experimento sabiendo que iban a colaborar en uno de los descubrimientos científicos más importantes para la humanidad actual. Todo encajaba: cuando se sacaban la varita del recto los que estaban aquejados de coronavirus podían observar un color azulado a la par bello y siniestro. Además, el olor del extremo del palo no era desagradable, todos lo afirmaban. 

Ángel García Seoane, alcalde de Oleiros

Así, la noticia comenzó a traspasar fronteras. Un Periodista de eldiariopuntoes se acercó al pueblo y publicó un artículo sobre la investigación de Barbeito. Al poco tiempo, recibió una llamada. Era nada menos que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que tras leer la noticia y, al compartir hobby con él sin saberlo desde la infancia, había observado que al extraer la rama, en su caso de chopo, de su recto, ésta salía de color verde azulado, con olor afrutado y sabor a menta con ligeros toques a castaña.

Manuel Barbeito, vecino de Oleiros

Se le caían las lágrimas a Manuel Barbeito al escuchar a Colau. La alcaldesa viajó inmediatamente a Oleiros en su jet privado y ambos se fundieron en un abrazo a su llegada, aunque ella le dejó claro que no habría nada genital entre ellos, sólo la practica de su hobby común, puramente anal. Ella sacó una vara de chopo de la maleta, él cortó una bien gorda de eucalipto, e intercambiaron maderas como habían acordado previamente. Ambas ramas salieron ya de color rojo de sus orificios, porque ya habían pasado hacía días la enfermedad, y tampoco olían bien ni sabían a menta, precisamente, lo cual encantó a ambos. 

Playa de Santa Cristina, Oleiros


El nuevo test anal se ha probado ya con toda la población de Oleiros. Los del grupo de Feisbuk del pueblo, con gran celo, se hacen un test cada doce horas, gracias a su colaboración con la investigación se les ha autorizado a cortar ramas de eucalipto, todas las que quieran, no importa lo gruesas, cuanto más gordas mejor. Es un método muy económico, eficaz, e incluso sirve de postre cuando estás infectado, si la rama está tierna y se mastica es como deglutir un After Eight. Ada Colau y Manuel viven con la esperanza de reinfectarse. Los Franco han pedido una parte de las ganancias de la venta de tests aduciendo que su abuelo fue quien propuso la plantación masiva de eucaliptos en Galicia. Feijóo está de acuerdo y ha probado ya el método: la rama salió de su recto de color rojigualdo, está muy sanote.

Imagen por defecto
Colaborador
Persona humana que cree que aún es necesario luchar por la libertad en defensa del pensamiento crítico y por la igualdad de credos. Anónimo por vocación y solidario por necesidad.
Artículos: 296

Deja un comentario