Oleiros bombardeará Coristanco con semillas de plumacho


La negativa de Coristanco a rebajar el precio de una finca que pretende anexionar Oleiros ha hecho estallar la tensión entre ambos municipos, inmersos desde hace días en una pugna por esos terrenos. Así, el Ayuntamiento de Oleiros, en manos del Timón de Occidente Ángel García Seoane, «Gelo», el regidor castrista que construye campos de golf y hoteles de lujo, ha decidido bombardear Coristanco con sus misiles cargados de semillas de plumacho, «a praga moderna que Oleiros está a combater exemplarmente ante o mundo», explicó el alcalde bolivariano examigo de Manuel Fraga. El Concello coristanqués y la Diputación de A Coruña firmaron un convenio para la adquisición de la finca parroquia de Traba -la plaza donde está situado el consistorio- que establece unos precios “lesivos” para las arcas provinciales, según el Comandante en Jefe de Alternativa dos Veciños, Ángel García Seoane «Gelo», alcaldísimo por mayoría absolutísima de Oleiros.

 

García Seoane mantiene desde hace décadas la intención de anexionar esta zona estratégica, clave para controlar los intercambios comerciales de la comarca de Bergantiños, donde «se especulou cos cartos públicos», precisó Seoane, para construir un aparcamiento. Y es que resulta terrible cuando los fondos comunitarios no se usan para eficicar espás de cinco estrellas o estatuas del Che, como Oleiros ha enseñado en los últimos tiempos. Y es que «os viciños e viciñas de Oleiros saben que todo o que se fai aquí faise polo ben común e a soberanía deste pobo é incuestionable», añadió el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas gelistas.

Repolo da feira de Coristanco. CC/Pilar Ponte
Repolo da feira de Coristanco. CC/Pilar Ponte

El Ayuntamiento de Coristanco, que tras los últimos desencuentros ya anunció que la Festa da Pataca quedaba suspendida temporalmente, cubrió la fachada del Consistorio con un plástico e instó a los vecinos a dormir bajo la cama. Más de 7.000 máscaras antiplumacho han sido repartidas entre los vecinos para intentar frenar el desastre que podría causar el bombardeo de misiles con semilla de hierba de la Pampa procedentes de Oleiros. La ONU y el Consorcio das Mariñas han emitido sendos comunicados instanto a las partes a un diálogo de paz, aunque la intención de Ángel García Seoane, «Gelo», pontifex máximus del Comité Federal veciñal de Oleiros, es «seguir adiante coa contenda para limpar de mequetrefes a política», explicó.

 

«Pataqueiros» antiaéreos, cenas frías y «merendiña» para declarar la guerra

«Que non minusvaloren as forzas de Coristanco porque se temos que despregar tropas nas fronteiras farémolo, e contamos con pataqueiros antiaéreos», explicaron por su parte fuentes del Ayuntamiento de Coristanco. Las últimas noticias indican que Oleiros podría organizar una de sus cenas frías para hacer oficial la declaración de guerra, lo que a todas luces será confirmado por las Fuerzas Armadas gelistas durante las últimas horas. «E se os de Coristanco se poñen chulos e non recapacitan collemos e facémoslle unha merendiña alí en Coristanco con todos os vellos de Oleiros para que se decaten de que estamos en loita con eles», afirmaron desde el Gobierno local oleirense.

 

La crisis de las patatas de 1923

Este clima de tensión ha deteriorado las ya de por sí distantes relaciones entre ambos municipios, y los ayuntamientos que separan ambos contendientes -Culleredo, Laracha y Carballo- han solicitado la mediación de organismos internacionales para intentar frenar esta escalada de violencia que remite a los peores años de la Guerra fría. Este episodio, que los expertos en geopolítica han bautizado ya como la crisis de los misiles de Traba tiene su antecedente inmediato en la crisis de las patatas de Coristanco. Este triste episodio se produjo en 1923, cuando una partida en mal estado de tubérculos coristanqueses provocó la muerte de cientos de oleirenses, que intentaron invadir sin éxito Coristanco, Cambre y Laracha. La guerra civil que se produjo entre estos contendientes causó miles de muertes.

1429606657

El también director y redactor jefe del periódico local Vivir en Oleiros, Ángel García Seoane, “Gelo”, aseguró a través de su último editorial que “Oleiros permanecerá vixiante ante calquera inimigo exterior que ameace a beleza dos parques Oleirenses porque os nosos viciños e viciñas poden ser millonarios e de dereitas pero saben valorar o que é a a calidade de vida”. El anuncio del bombardeo a se produce después de que el también coordinador de las bibliotecas municipales oleirenses, Ángel García Seoane, “Gelo”, anunciase su intención de construir un campo de concentración en el inminente campo de golf comunista que se construirá en Xaz, donde serán encarcelados los disidentes de Alternativa dos Veciños, el Partido único.

Anterior Podrido
Siguiente Un pedo causa un tiroteo en Valencia

1 Comment

  1. Avatar
    Pedro
    31 octubre, 2017
    Responder

    Que rojo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *