Oleiros orienta sus misiles hacia Coristanco tras la pugna por una finca


El Comandante en jefe de las fuerzas armadas galaico-bolivarianas y alcalde de Oleiros (A Coruña), Ángel García Seoane, «Gelo», anunció ayer que los misiles oleirenses han sido orientados hacia el municipio vecino de Coristanco tras la crisis desatada en los últimos días por la finca parroquia de Traba. El también alcalde de Oleiros por mayoría absolutísima, Ángel García Seoane, «Gelo», explicó que «de ningunha forma ninguén vai poñer en perigo a hexemonía territorial dos viciños e viciñas de Oleiros», en clara alusión a las pretensiones del consistorio gelista de adquirir estos nuevos terrenos «para facer un grande e libre Oleiros que ningún mequetrefe vai cuestionar», añadió. En concreto, el también portavoz y presidente de Alternativa dos Veciños, Ángel García Seoane, «Gelo», detalló que el actual convenio entre la Diputación coruñesa y el Ayuntamiento de Coristanco para la adquisición de esa parcela de Traba establece unos precios «lesivos» para las arcas provinciales.

 

En este sentido, el también director absoluto de Radio Oleiros, Ángel García Seoane, «Gelo», anunció su intención de llevar a la fiscalía este convenio «para comezar unha negociación co alcalde de Coristanco, Amancio Lavandeira, co compromiso de elaborar un novo convenio que se axustase a uns criterios máis serios» ya que informes independientes fijaban «uns prezos moito máis baixos que os do convenio inicial», precisó. «Unha parcela de 680 metros cadrados por 248.000 euros», dijo, «cando un técnico valorou a finca en 100.000 euros e outro en 150.000», reveló. Alternativa dos Veciños es el Timón ideológico que ha llevado a Oleiros a ser un pueblo de millonarios madrileños con chalés y coches de lujo… con el toque pintoresco de que las calles llevan nombres de revolucionarios e incluso hay una estatua del Che. En cuanto a los usos, la finca de Traba podría destinarse a otros proyectos comunistas del Gobierno municipal castrista como un spa, un coto de caza para elefantes o un circuito de fórmula uno, que vendrían a sumarse a iniciativas bolivarianas como el campo de golf de Xaz o el hotel de lujo del Maxi.

 

Por su parte, fuentes del Concello de Coristanco informaron que este clima bélico ha provocado que la Festa da Pataca de Coristanco «quede suspendida temporalmente ata que se solucione este problema institucional». Una posible guerra química o nuclear entre ambos concellos pondría además en peligro la cosecha de la patata gallega por excelencia, lo que ha sido calificado por expertos en gastronomía como «un posible desastre culinario de proporciones planetarias». Coristanco, que no posee misiles como Oleiros, se ha limitado a extender una carpa de plástico sobre la fachada del Consistorio local ante la amenaza de un posible ataque aéreo. «E tamén emitimos un bando instando aos veciños a que durmiran debaixo das camas por se acaso», añadieron las mismas fuentes.

Gelo adoctrinando a un futuro votante
Gelo adoctrinando a un futuro votante

 

La crisis de las patatas de Coristanco de 1923

Esta escalada de tensión ha deteriorado las ya de por sí distantes relaciones entre ambos municipios, y los ayuntamientos que separan ambos contendientes -Culleredo, Laracha y Carballo- han solicitado la mediación de la ONU para frenar esta escalada de violencia que remite a los peores años de la Guerra fría. Este episodio, que los expertos en geopolítica han bautizado ya como la crisis de los misiles de Traba tiene su antecedente inmediato en la crisis de las patatas de Coristanco. Este triste episodio se produjo en 1923, cuando una partida en mal estado de tubérculos coristanqueses provocó la muerte de cientos de oleirenses, que intentaron invadir sin éxito Coristanco, Cambre y Laracha. La guerra civil que se produjo entre estos contendientes causó miles de muertes.

 

El también director y redactor jefe del periódico local Vivir en Oleiros, Ángel García Seoane, «Gelo», aseguró a través de su último editorial que «Oleiros permanecerá vixiante ante calquera inimigo exterior que ameace a beleza dos parques Oleirenses porque os nosos viciños e viciñas poden ser millonarios e de dereitas pero saben valorar o que é a a calidade de vida». Esta escalada de violencia se produce después de que el también coordinador de las bibliotecas municipales oleirenses, Ángel García Seoane, «Gelo», anunciase su intención de construir un campo de concentración en el inminente campo de golf comunista que se construirá en Xaz, donde serán encarcelados los disidentes de Alternativa dos Veciños, el Partido único.

 

Anterior Gelo encarcelará a los disidentes en el campo de golf de Oleiros
Siguiente Refranero obsceno español. Tercera parte

Sin comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *