Pontedeume cierra su frontera con Cabanas al negarse a acoger refugiados ferrolanos

El concello de Pontedeume ha cerrado hoy su frontera con Cabanas para evitar la entrada de refugiados ferrolanos que huyen de la extrema pobreza y la miseria y que a juicio del alcalde eumés, el socialista Bernardo Fernández, suponen «un foco de conflicto social». La Xunta y el Consorcio das Mariñas han instado al regidor a modificar su postura y reabrir el paso sobre el Eume y acoger un cupo aún por determinar de refugiados. «Esa pobre gente ya no tiene nada, en su lugar de origen solo le espera la más absoluta devastación» ha asegurado por su parte Xulio Ferreiro, el alcalde de A Coruña, que explica que la ciudad herculina ya acoge a un contingente indeterminado de ferrolanos «que conviven en total armonía con la población local».

Imagen por defecto
Colaborador
Persona humana que cree que aún es necesario luchar por la libertad en defensa del pensamiento crítico y por la igualdad de credos. Anónimo por vocación y solidario por necesidad.

Deja un comentario