Portela dona su ordenador para combatir el Covid-19

El alcalde de Sada, Benito Portela, de Sadamaioría, anunció hoy la donación de su flamante ordenador de sobremesa «para combater a pandemia do Covid-19». El regidor quiso sumarse así a las diversas iniciativas solidarias para vencer esta enfermedad que surgieron con el confinamiento. «Desde o Concello de Sada queremos sumarnos á loita contra o coronavirus», explicó el regidor. Para ello, Portela prestará su computadora personal «a aquelas persoas que non dispoñan dela nos seus fogares e de regalo tamén lles paso algúns post-it», añadió.

Benito Portela con su potente ordenador

Sada vive estos días inmersa en la polémica. Muchos vecinos están molestos con la regulación que el Ayuntamiento ha impuesto al balconing, limitando su horario a media hora por semana y una los domingos. Esta actividad consiste en saltar desde el balcón a una piscina o a otro balcón. Numerosos sadenses recurrían a esa peligrosa práctica de origen anglosajón para distraerse en la cuarentena, poniendo en riesgo sus vidas. Algunos residentes de la Perla das Mariñas califican al regidor como «dictador» y se oponen frontalmente a esta restricción.

Sadenses saltando al vacío

«Reivindicamos o noso dereito a facer o imbécil as vintecatro horas do día poñendo música imbécil, proxectando vídeos imbéciles ou tirándonos desde o balcón como imbéciles, máis aínda se temos nenos na casa para darlles exemplo». Así se expresa Francisco González, DJ e imbécil, como no podía ser de otro modo, que todos los días deleita a sus vecinos con sus imbecilidades. Por el momento, en Sada solo se podrá hacer fiesta en los balcones todos los días de 20.00 a 20.30 horas y el domingo, a mayores, de 14 a 15 horas. Para Benito Portela, «hai que entender tamén á xente que non está para festas, que está a pasar momentos malos».

Imagen por defecto
Aduardo o da Cajacha
Mis colegas dicen que soy un friki pero mi madre dice que soy encantador. Ando cerca de los cuarenta pero aparento cincuenta. Soy un romántico aunque odio la Humanidad.

Deja un comentario