Prohibido prohibir drogas

Las drogas… qué os voy a contar yo de las drogas. ¿Hay alguien que no haya probado nunca alguna? No lo creo. La nicotina y el alcohol también son drogas. Incluso fármacos… todo el mundo toma drogas. Lo que pasa es que si tomas drogas ilegales eres un paria. Yo fui un paria durante algún tiempo. Y sé un poquito del tema.

 

CC/Burningmax
CC/Burningmax

 

«Prohibido prohibir» me dijo hace poco un zapatero al que le llevé un cinturón para arreglar. Y estoy de acuerdo con él. La prohibición es una putada, porque convierte  a ciudadanos normales en delincuentes. La droga la consume la gente. No los delincuentes ni los yonkis ni los mafiosos, sino la gente. Tu vecino, tu compañero de trabajo, tus hijos….. y no deberíamos hacerlos delincuentes solo por una prohibición. La droga es un negocio imparable. Mueve mucho dinero en todo el mundo y de hecho es el tercer negocio ilegal más rentable por detrás de la prostitución (mucho vicio) y las armas (guerras). Es la ley de la oferta y la demanda: mientras haya consumidores habrá traficantes que conviertan el dinero de los ciudadanos en dinero negro. Dinero que no paga impuestos. Con meter en la cárcel a un narco solo le abrimos el mercado a otro narco nuevo, porque el negocio es demasiado rentable como para dejarlo pasar.

 

CC/Christian Teillas
CC/Christian Teillas

 

Yo las legalizaría todas. Todas las drogas. Habría que ver cómo, claro está. Pero si es un negocio que no podemos parar ¿por qué no cobrarles impuestos? Si no puedes con tu enemigo únete a él. La legalización reportaría muchas ventajas: puestos de trabajo, impuestos, mayor control sobre qué se toma la gente y cuánta cantidad y, sobre todo, la cuestión de que la droga no estaría adulterada. Los consumidores obtendrían màs información sobre lo que se están tomando y sobre sus efectos secundarios.  La produciríamos así bajo controles de calidad y se acabarían las grandes mafias.

 

CC/Psycho Delia
CC/Psycho Delia

 

Solo le veo un inconveniente: el partido político que lo intentara perdería apoyos. Se quedaría solo. Porque las amas de casa se escandalizarían por eso. Y la mayoría de partidos no aprobarían esa ley. Incluso en Europa nos intentarían parar los pies.

Así que pensad en este artículo y en lo que haríais vosotros. Yo por mi parte lo tengo claro: «Prohibido prohibir».

Imagen por defecto
Colaborador
Persona humana que cree que aún es necesario luchar por la libertad en defensa del pensamiento crítico y por la igualdad de credos. Anónimo por vocación y solidario por necesidad.

Deja un comentario