Mi pequeña Jesucrista travesti

https://www.youtube.com/watch?v=ISBeBuVKXL0

 

Querida Conejita, te amo. Diosa deforme del underground californiano, yo te adoro. Porque eres pura y serena. Johnnie Baima. Una mártir involuntaria. Tú no pretendías darles lástima a todos esos gilipollas. Sufriste esa jodida polio. Tu Dios, nuestro Dios, te envió todos esos males para hacerte santa. Te abandonaron. Fuiste de casa en casa topándote con toda esa oscuridad. Se burlaban de ti. Te despreciaban. Unos carniceros que se hacían llamar médicos te colocaron una barra de metal en tu columna vertebral y dejaste de crecer. Y te quesaste así. Raquítica. Enanita. Niña anoréxica del amor hermoso. Sagrado corazón de poliomelitis. Luego te violaron varios hombres en una oscura caravana. Después te enamoraste de un exdelincuente que te maltrataba. Mi pequeña drag-queen, mi preciosa niñita.

 

https://www.youtube.com/watch?v=BbvpCJB0GJ8

 

Eres un ejemplo para el mundo. Porque digeriste toda esa maldad y la convertiste en flores. Flores pequeñas y hermosas. Como tú. Y nos fascinaste para siempre. Querías ser una estrella. Sandy Crisp. Y lo conseguiste. Y seguiste bailando claqué contra todo pronóstico. Y tus espectáculos de baile, sexo y diversión te hicieron musa del arte de la calle. Hasta Marilyn Manson te llamó y apareciste en uno de sus vídeos. Y aquel fotógrafo, Joel-Peter Witkin, te inmortalizó como una divinidad griega al lado de un cisne.

 

 

Y te transformaste en una especie de Virgen María. Mi pequeña jesucrista. Mi pequeña jesucrista travesti. Tu mirada vacía pero penetrante, vidriosa pero enigmática, plácida y perturbadora, nos traspasó a todos el alma. Bailas por las almas de los niños abortados en el callejón sin salida de la locura, la incomprensión y el oido. Bailas gracias a tu amor. Amor por la vida. De corazón, te deseo que seas muy feliz. Amén.

 

 

Imagen por defecto
Pedro J. Panoplia
Adjunto del adjunto del director, esta exótica promesa del periodismo patrio mueve los hilos en esta web. Amado y odiado a partes iguales, transpira neoperiodismo por cada uno de los poros de su piel. Duerme, come, caga y vive en la redacción.

Deja un comentario