Ritchie Ramone y su grandioso punk kitsch

¡Hola panoplian@s! Esta semana os traigo un video de Ritchie Ramone de su disco Entitled. Una auténtica macarrada plagada de tópicos rockeros que da un resultado punky kitsch de lo más original que a mí me encanta. Aunque, a decir verdad, si uno escucha el disco entero queda un poco saturado. La banda es totalmente rocambolesca, a cada cual más peculiar. Y el tono del disco resulta un poco cansino, quizá por la exagerada duración de las canciones que lo conforman. En los conciertos, Ritchie alterna la labor de cantante con la de baterista. Y es que él siempre ha sido un gran baterista, con la virtud de que además posee una voz muy rockera.

Estamos ante el miembro menos famoso de los Ramones, pero es injusto no reconocer su gran labor como estupendo y muy cañero batería. Para muestra esos grandiosos coros en la mítica Wart Hog. Y no hay que olvidar su labor compositiva, ya que incorporó grandes clásicos a la banda como Somebody put something in my drink.

La historia de Ritchie es curiosa. Entró en los Ramones sustituyendo a Marky cuando éste empinaba el codo demasiado y grabó grandes álbums, destacando Too tough to die… aunque Animal boy y Halfway to sanity no se quedan atrás. Fue también el primer batería que viajó con los neoyorkinos por primera vez a Argentina. Su salida de la banda se produjo debido a que no le daban pasta por la venta de las camisetas -principal ingreso económico en la banda- a pesar de que llevaban su nombre. Pero esto, según Jhonny, no era motivo suficiente ya que no era un Ramone original. Ritchie se largó cabreado, tuvo un curro «normal» e incluso se le daba de puta madre el golf… algún día hablaremos de la bizarra relación del deporte del palito con el rock. Se dedicó a tocar la batería con big bands a lo Buddy Rich. De repente reaparece reconvertido en un punk trasnochado, pasando de interpretar la banda sonora de West Side Story a rockear duro en garitos de tercera. En fin, es de agradecer esta vuelta a los orígenes de un gran batería que se centra, después de tal periplo vital, en lo que mejor sabe hacer.

Imagen por defecto
Molrock
Nacido en Texas y tan crudo como el petróleo de su tierra natal, John Thomas Baker falleció en 1959 en un misterioso accidente y ha resucitado de entre los muertos convertido en Molrock. Si usted tiene un problema, no dude en sintonizarlo y ¡¡a rockandrollear!!

Un comentario

  1. Gran articulo sobre el Ramone mas desconocido. Lástima que su banda suene tan floja.

Deja un comentario