Tras dejar Cataluña, Nocilla se instalará en el hotel abandonado de Sada

La famosa crema de cacao Nocilla, icono de la cultura popular española, instalará su sede social en el hotel abandonado de Sada (A Coruña). Tras haber dejado su anterior domicilio en Barcelona, Idalia Foods confirmó ayer el traslado al polémico recinto hotelero «ante la inestable situación política que vive Cataluña» en alusión al proceso independentista. Según la compañía, una posible «declaración unilateral de independencia» pondría en peligro su «seguridad jurídica» y por eso se producirá el cambio de sede. Así, las dependencias del antiguo Sada Marina serán reformadas «de forma inminente» para albergar «a partir de febrero» todas las oficinas que componen su domicilio social, donde prestarán sus servicios «alrededor de trescientos empleados».

Hotel abandonado de Sada

El consejo de administración de la empresa informó también de la apertura de negociaciones con el Ayuntamiento de Sada para «la contratación de unos cincuenta efectivos de personal de apoyo», con lo que el beneficio económico que supondría el traslado al municipio costero «será por partida doble». Además, Idalia Foods anunció la creación de una nueva crema «con sabor a lacón con grelos para revolucionar las merendillas de todos los niños de España,» inspirada en su cambio de sede, que se llamará Galeguilla. Benito Portela, el alcalde comunista de la Perla das Mariñas, valoró como «unha moi boa nova para o Concello» el traslado de la sede social de Nocilla del antiguo cuatro estrellas.

Vista actual del Sada Marina

El controvertido mamotreto de hormigón es hoy en día todo un símbolo de Sada. Los sadenses unieron sus fuerzas para exigir a la clase política que el hotel se transformase en universidad para estimular la economía de la pequeña villa. Incluso personalidades de la talla de Chuck Norris o Jean-Claude Van Damme llegaron a apoyar la conversión del recinto en universidad. La pasada semana, parecía que el recinto se convertiría de nuevo en hotel con el proyecto de Hotel la pirola.

Rebanada de pan con Nocilla

La noticia sobre el cambio de sede social de Nocilla se produce después de que el alcalde de Oleiros, el independiente Ángel García Seoane, exigiera la conversión del hotel en un centro internacional de estudios del plumacho. Inicialmente se especuló que el hotel de Sada acogería la universidad de enfermería Fernando Pessoa. Luego se afirmó que el recinto albergaría la Universidade do Galo do Tempo. Posteriormente se dijo que en el edificio abriría la universidad de arte dramático Fernando Esteso y los rumores apuntaron después al establecimiento de la universidad de parapsicología Jiménez del Oso. Más tarde se aseguró que el inmueble se convertiría en una base militar de Corea del Norte.

Estado actual de la fachada del antiguo cuatro estrellas

Algunas voces apuntaron que las instalaciones hoteleras se destinarían al complejo de ocio Sadalandia, con su legendario tren chu-chú y su acuario incluidos. También se aseveró que el mayor prostíbulo low-cost de Europa se instalaría en el afamado hotel, donde prestarían sus servicios más de 300 prostitutas portuguesas. También se especuló con que el Sada Marina se transformaría en la mayor peluquería china del mundo. Otras informaciones señalaron que el hotel sería la Universidad de protocolo Isabel Preysler. Más recientemente, varias noticias daban por hecha la apertura de un museo del franquismo en el mamotreto. Con posterioridad, numerosas informaciones aludieron a la apertura de un centro de FP de tauromaquia en el hotel que llevaría el nombre de Ortega Cano y después se aseveró que el famoso multimillonario Donald J. Trump adquiriría el Sada Marina. Incluso se llegó a difundir que Phil Collins se hospedaría en el recinto tras su famoso concierto en Sada. Con posterioridad, varios vecinos alertaron de la presencia de un fantasma en estas instalaciones, que algunos vecinos llegaron incluso a fotografiar. El último bombazo hasta el momento ha sido la presunta adquisición del hotel por parte de la familia Franco para unirlo mediante un túnel con el pazo de Meirás.

Imagen por defecto
Wilson Palleiro
Cree que todavía es posible cambiar el mundo. Como no tiene el valor suficiente para quemar cajeros o hacer escraches, escribe cosas.

Deja un comentario